MENU

by • 31 mayo, 2017 • BlogComments (0)224

Mi Deseo De Morir

Gabriel Gamar

Ayer desperté decidido a morirme:

Pensé, ya no quiero vivir…

¿Con qué objeto?

Que los problemas los resuelvan otros,

Que los triunfos los disfruten otros;

Yo ya no quiero saber nada,

Ni recibir caricias, ni dar afecto,

Ni recibir amor, ni hacerlo.

Ya no quiero guiar a mis hijos,

Ni amar a mi esposa, ni convivir con ella

Ya no me importa conversar con nadie,

Ni siquiera me interesa escribir poemas;

Entonces, me levanté muy decidido,

Me bañé y me puse una pijama limpia

Para meterme de nuevo en las cobijas

Y marcharme para siempre de la vida.

Estaba decidido a morirme,

Mas no quería morir como un suicida

Y me dije voy a morir durmiendo,

Voy a quedarme quieto,

Voy a cerrar los ojos

Y dejaré de respirar hasta que muera.

De pronto soñé que ya había muerto

Y que había llegado al paraíso,

Donde mis hijos me necesitaban,

Donde mi mujer me amaba,

Donde mis amigos jugaban a la vida,

Donde mi padre era más que un padre y

Mi madre me guiaba y me entendía;

Mi hermano y yo nos dábamos la mano

Y mis hermanas me hablaban de su vida.

En el paraíso disfruté de la llovizna,

Del sol, de la neblina y de la brisa;

Disfruté de las flores del jardín,

Del agua de la fuente,

Del canto de los pájaros

Y del paisaje de enfrente.

Mas cuando desperté

Ya era el día siguiente

Y mi deseo de morir

 

¡Al fin estaba ausente!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *