MENU

by • 15 diciembre, 2017 • PensamientosComments (0)136

Mi amiga Stella

Gabriel Gamar

Hace tiempo partió mi amiga Stella
Luego de luchar cuerpo a cuerpo con la muerte,
Aún me reprocho no estar presente
Los últimos días al lado de ella.

¡Cuánto amaba la vida!
En verdad que la amaba,
Ella sólo quería vivirla a su modo
Sus deseos de vivir lo superaban todo
Mientras un terrible mal
La vida le arrancaba.

Hoy todavía
La miro cada noche estrellada
Reflejada en la luna o en una estrella,
Con su sonrisa alegre
Y su voz bohemia.

Cada noche la miro
Como si fuera un sueño
Y al amanecer la encuentro
Como un grato recuerdo.

Se equivocó la muerte
A ella no le tocaba,
Ella amaba la vida,
En verdad que la amaba…

 

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *