El muelle y un beso que espera

Bajo el cielo estrellado del puerto
Sobre un mar en aparente calma
La resaca fuerte, pero discreta
Una lancha anclada en el arrecife,
Gaviotas que duermen en tierra firme
Y la frescura sabrosa de la brisa.

Dos hileras de faros luminosos
El muelle convertido en pasarela,
Mesas a la luz de las velas
Una voz, la guitarra y la marea;
Y por supuesto la luna,
La encantadora luna…

Bajo el cielo estrellado del puerto Sobre un mar en aparente calma La resaca fuerte, pero discreta Una lancha anclada en el arrecife, Gaviotas que duermen en tierra firme Y la frescura sabrosa de la brisa. Clic para tuitear

Deja un comentario