MENU

by • 30 agosto, 2017 • BlogComments (0)201

Desde que te perdí

Gabriel Gamar

Desde que te marchaste
no he dejado de extrañarte ni una noche;

duermo con la soledad que me dejaste
y despierto llorando tu adiós a medianoche.

Desde que te alejaste
no he dejado de extrañarte ni una tarde;

tomo el café refugiado en los rincones
escuchando los sonidos que me hacen recordarte.

Desde que te perdí
no he dejado de extrañarte ni un instante;

la luz me muestra tu rostro en las mañanas,
el viento me trae tu voz en cada tarde
y el silencio me hace soñarte por las noches;

pero cuando ya estoy a punto de tenerte
la madrugada cruel me dice que es un sueño
y tu cuerpo ya no está como antes en mi cama

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *